Mi par con historia: Gilser Alejandro

¡Hola amig@s!

Después de algunas semanas complicadas para nuestro país, estamos de regreso.

En esta ocasión tenemos un invitado muy especial para contarnos una gran historia; el es Gilser Alejandro y forma parte del crew de Snkrcribs, además, lleva ya un rato participando con el equipo de #SneakerosRadio. Aquí les dejamos su historia.

IMG_1755

LOS DE LOS TENIS 2 - 1130 X 175 px

“Ser como el Swingman”

Por: Gilser

Las últimas semanas en la ciudad de México y en el país en general vivimos días complicados debido al terremoto que sucedió en el 32 Aniversario del terremoto del 19 de Septiembre de 1985, ni al más maquiavélico escritor se le habría ocurrido lo que sucedió ese mismo día 3 décadas después, días después todos tratamos de retomar nuestras vidas, para algunos será más sencillo para otros fue una experiencia que marcará el resto de sus vidas.

Bueno ¿y qué tiene que ver que ver esto con tenis?

Por el momento nada, pero fue un suceso que para muchos de nosotros será una vivencia difícil de olvidar, incluso varios reflexionamos sobre lo efímero que pueden llegar a ser las cosas, principalmente las materiales; nos hicieron pensar que tan necesario es tener los 10, 50, 100, 1000 pares de tenis stockeados en una habitación, algunos incluso seguro ni siquiera recordamos que los tenemos, pero durante esos casi 2:30 minutos que duró el temblor a varios nos pasaron por la mente flashazos de nuestra vida, familia, amigos, etc.

Eso me trajo recuerdos de mi niñez y de las experiencias que anteriormente había tenido en los temblores, si bien no me toco el de 1985 tuve la oportunidad de vivir dos veces en diferentes momentos en la ciudad de Oaxaca, lugar en donde no deja de temblar y así sea un sismo de baja intensidad la tierra truena y se siente como si fuera el fin del mundo.

Y ahora si hablando de tenis, hablamos de 1996/1997 pero en Oaxaca vivíamos desfasados por lo menos 5 años, lo que en el DF era algo ya viejo y pasado de moda entre los jóvenes de Oaxaca era una novedad.

Desafortunadamente tenis como Jordan, Pippen, Barkley y demás siluetas basquetboleras de finales de los 90´s era imposible tenerlos, incluso el único lugar donde pudieras adquirir ese tipo de sneakers era en una tienda de fotografía en el centro de la ciudad. Habíamos algunos amigos que nos veíamos después de la escuela para ir a las máquinas y pasar el tiempo mirando esas siluetas detrás del aparador de una tienda en donde también podías revelar las fotos de tu primera comunión.

En las retas de fútbol en el recreo nadie necesitaba un calzado en especial, todo era por las ganas y el orgullo de ganarles a los del salón rival o a los de grados arriba de ti, el ganarles a los de 2do y 3ero de secundaria te daba estatus y respeto, ellos sabían quién eras aunque tus zapatos del diario estuvieran hechos mierda.

En el béisbol era otra cosa, si bien Oaxaca es tierra de béisbol, las habilidades son distintas para practicarlo, había chicos que lo traían en la sangre, la fuerza, astucia, reflejos, velocidad, era más difícil competir para un niño escuálido y chaparrito así que decidí destacar de una forma distinta.

IMG-20160622-WA0000

Sabiendo lo limitada que sería mi rotación de la semana a los zapatos de la escuela (madreados por las retas) y un par de tenis para la tarde, decidí que en ese cumpleaños (11 años) necesitaba esos spikes que había visto en la tienda de deportes que estaba sobre la calle Mercaderes. Hoy puedo decirles con toda seguridad que esos cleats eran unos Nike Diamond Fury, los mismos que Ken Griffey Jr utilizó con los marineros de Seattle y que Michael Jordan usó mientras estuvo retirado y jugó béisbol, pero en ese entonces eran los colores, la silueta, ese gran swoosh en los costados y en la plantilla el tag “Nike Pro” que solo los jugadores de elite podían usar.

DIAMOND

¡Quien no los querría!

Cuestan $900 pesos. ¡No mames! no hay de mi talla y solo queda un par 1.5 más grandes, ¿y ahora?

El deseo estaba, pero el acceder a un par de tenis completamente especializados para un solo deporte y a ese precio era complicado para la economía de mi familia en ese entonces adicional a que por lo menos de la fecha a que los vi hasta el día de mi cumpleaños mi conducta tenía que ser impecable. Ya valió madre, dile a un niño de 11 años en primero de secundaria desmadroso que se esté quieto por un mes, es tarea imposible. ¿La talla? Hay veo como me las arreglo…

Finalmente lo imposible sucedió, recuerdo ese viernes al llegar mi papá con una bolsa, al abrir la caja, al oler la combinación de plástico y cuero, ver las líneas, la combinación del blanco y el negro, ¡a huevo! Ya eran míos…

Dormí con ellos esa noche y al siguiente día temprano había partido, pedí a un amigo un uniforme pues yo no tenía, el tampoco pero había un pantalón de su hermana; no importa, ¡presta! ¿Quien va a saber? Nada más no digan nada…

Esa mañana todos los beisbolistas me miraban, no por dar el batazo más largo ni por la mejor atrapada, fue por los spikes, nadie sabía que traía el pantalón de una niña, ni que usaba 3 calcetas para que no me quedaran tan grandes, ese día yo lucía distinto, me veía fresco, me veía con hype como Ken Griffey Jr.

fURY

Ahora tenía una responsabilidad más grande, seguro traía los mejores tenis de toda la liga, el usar los cleats del mejor jugador de MLB en esa época y considerado uno de los mejores jugadores de la historia traían una responsabilidad aun mayor, tenía que elevar mi nivel de juego.

39856_114337681951032_484289_n

El resto es historia, fui seleccionado por la selección de béisbol de Oaxaca por 3 años consecutivos para jugar las olimpiadas nacionales, tuve un par de Nike Griffeys más en esos años y fui reconocido por jugar bien béisbol y por mi shoegame en el diamante,
20 años después sigo jugando baseball, sigo poniéndole huevos y sigo siendo conocido como el güero de los spikes chingones.

1

Agradecemos mucho a nuestro amigo Gilser (@gilseralejandro) por compartir su historia con nosotros. No dejen de seguir al #TeamSnkrcribs en @snkrcribs.

Recuerden que todos tenemos una historia con nuestros tenis…

¡Queremos que la compartan con nosotros!

No dejen de enviar sus historias a losdelostenis@gmail.com. Las elegidas estarán recibiendo un regalo especial.

¡Hasta la próxima semana!

LOS DE LOS TENIS 1 - 1130 X 175 px

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s